Historia

 

“Un emprendedor entiende que él mismo  que es el artífice de su propio destino”

 

El Instituto San Lorenzo es –básicamente- la historia conjunta de una obra de ingeniería y de educación,  que  surge de una mentalidad emprendedora, motivada por  la necesidad de aportar a la educación, pensando –principalmente- en la  formación integral de  personas que puedan desarrollarse, aprender y tomar decisiones con autonomía y aportar a la sociedad, desde la perspectiva en que se encuentren y acorde a  sus diferentes etapas de la vida

 

Con este objetivo  se trabajó sistemáticamente  y se evaluó  acuciosamente cada una de las etapas del  proyecto en sus diversas áreas  hasta que –finalmente- el 10 de agosto de 1999 se logró colocar la primera piedra de lo que sería esta sólida estructura, que a través del tiempo ha buscado realizar una gestión pedagógica, orientada al   desarrollo de las potencialidades de los estudiantes en un ambiente favorable para el crecimiento personal  y para  la sana convivencia de todos sus integrantes.

 

Con los principios señalados,  el día 29 de Febrero del año  2000,  nuestro instituto  inició su primer período escolar con 600 estudiantes desde Pre-Kinder a Tercer Año Medio y, así, anualmente  fue  incrementando su matrícula y fortaleciendo  el  sello que lo distingue.

Hoy, próximos a cumplir  veinte años… gracias al alto compromiso de sus educadores, a su disciplina, al trabajo realizado en bien de la sana convivencia escolar y a la calidad de sus procesos académicos,  atiende niñas, niños y jóvenes desde  Prekinder   a IV  Medio con una matrícula de más de  mil estudiantes, para quienes –como colegio-  se propone alcanzar los mejores beneficios académicos, de tal manera que cada uno  pueda educarse y  realizar su sueño profesional,  tomando como propios  los desafíos y oportunidades que ofrece el siglo XXI y para ello se hace vigente y cobra sentido el sello Emprendedores que identifica al Instituto San Lorenzo desde su fundación y a partir del espíritu con que fue creado.